Mi experiencia Erasmus en Bochum, Alemania

Lo primero que te dicen cuando les explicas a tus amigos y familias que vas a realizar un Erasmus en Alemania es: hace mucho frío y llueve, el alemán es difícil, los alemanes son unos bordes, etc. Pero lo que poca gente sabe es que tiene una ciudad llamada Bochum que es perfecta para realizar un Erasmus. Voy a contar mi experiencia, intentaré ir por partes porque hay tanto que explicar que puede que me deje algo.

Realicé mi beca Erasmus en cuarto de carrera (estudié Periodismo) durante el primer semestre. Fueron 6 meses muy intensos, una experiencia que me ha dejado marca. Bochum se encuentra en el noroeste de Alemania, en una región llamada Renania del Norte-Westfalia, una ciudad la cual no destaca por sus sitios turísticos, pero sí por su universidad y su ambiente estudiantil.

La ciudad

¿Por qué escogí Bochum? Seguramente si escucháis Bochum no os suena de nada, eso es lo que me pasó a mí cuando vi que era una opción para mis destinos. La verdad es que Alemania era un país que me llamaba la atención para realizar mi Erasmus, ya que hice un intercambio en bachillerato en Stuttgart y me gustó, además de estudiar alemán en el instituto. Pero no conocía nada de nada Bochum, así que empecé a investigar sobre estudiantes que habían realizado su Erasmus allí y todo eran opiniones positivas.

Bochum es totalmente una ciudad universitaria. Su entorno estudiantil, las fiestas, los establecimientos y más, hace que te sientas como en una película ambientada en la vida universitaria. Aunque Bochum tiene pocas cosas que visitar (las contaré más adelante) tiene muchísimas ciudades cerca que vale la pena visitar, ¡y además gratis!, ya que puedes viajar con el carnet de estudiante. Dichas ciudades son tanto comercialmente y económicamente conocidas en Alemania: Düsseldorf, Dortmund, Münster, Hattingen, Colonia, Aachen y Essen (tenéis un post dedicado a estas ciudades). Y si ya quieres irte más lejos, yo fui a Berlín y Múnich. ¡Y tienes Amsterdam a sólo 2 horas en bus y Bruselas a 4! Además, si te gusta el fútbol tienes muy cerca estadios conocidos como el de Borrussia Dortmund, Bayern Leverkusen y Schalcke 04. En mi caso fui al estadio del Bochum, que juegan a segunda división.

Estadio de fútbol Bochum
Estadio de fútbol Bochum

Como he dicho anteriormente, puedes visitar algunos sitios más turísticos de la ciudad. El sitio más turístico es Bermuda3Eck (el triángulo de las bermudas). Es una avenida llena de establecimientos, como restaurantes, discotecas, pubs, bares y demás. Cuando salíamos por el centro, siempre íbamos allí.

La ciudad también tiene un lago llamado Kemnader See, situado entre Witten y Bochum, el cual merece la pena hacer una visita. Durante el invierno hay poca cosa a hacer, pero en verano (cuando hace bueno y sol), hay diferentes actividades y rutas de senderismo y ciclismo.

Paseo en barca por Kemnader See

Uno de los atractivos turísticos de Bochum es el Stadtpark, un parque situado en el centro de la ciudad. De arquitectura clásica al estilo inglés, el recinto es impresionante respecto a los colores de su flora. En el se encuentra la Torre Bismarck, un estanque con góndolas y un zoológico.

Stadtpark
Stadtpark

Bochum era una antigua ciudad minera, y tiene el museo de la minería más grande del mundo: Deutsches Bergbau-Museum. Con aproximadamente 400,000 visitantes al año, es uno de los museos más visitados de Alemania. En él se pueden ver exposiciones sobre minería, arqueología minera y la historia y la evolución de la minería en Bochum. Además, si se sube se pueden contemplar unas vistas panorámicas de la ciudad.

Viajar desde Bochum

Una de las razones por la cual escogí esta ciudad, es por su buena situación geográfica. Si eres una persona que le encanta viajar te recomiendo 100% que escojas Alemania, ya que se encuentra en el centro de Europa y por un precio muy económico puedes viajar por el continente. Tiene aeropuertos que operan con muchas compañías aéreas con gran cantidad de ofertas. Los aeropuertos más famosos son el de aeropuerto de Düsseldorf (Internacional), el aeropuerto de Colonia/Bonn y el aeropuerto de Dortmund. Durante mi estancia, hice algunos viajes aprovechando la situación donde me encontraba:

  • Visité Amsterdam dos veces. Como he dicho anteriormente, a sólo 2 horas en bus te plantas en Amsterdam. La primera vez fui unos 3 días, y en la segunda en un día fui y volví. El billete ronda los 30€ ir y volver.
  • Visité Bruselas, Brujas y Gante en un fin de semana. También viajamos en bus, unas cuatro horas. La compañía se llama Flixbus (www.flixbus.es), son muy económicos, hay wiffi gratis y enchufe para cargar el móvil. No me acuerdo mucho del precio del billete, pero también rondaba los 30€ ir y volver. Tenéis la ruta en este link.
  • Además de visitar las ciudades alemanas que se encuentran cerca de Bochum, recorrí Múnich y Berlín. En el caso de Múnich, fui por el Oktoberfest (muy muy recomendable) pero fue un largo viaje de 10 horas en bus. En Berlín fuimos un fin de semana, en un viaje organizado por la ESN, el trayecto de unas 6 horas en bus.
  • Visité Polonia. Recorrimos las ciudades de Cracovia y Varsovia en 5 días por precios muy económicos. Fuimos en avión con la compañía Ryanair (creo que el billete nos costó unos 60-70€). Una vez allí, el alojamiento y comida son muy baratos (post de Polonia en breves).

Además de todas las ciudades que tenía en mi región que he citado anteriormente.

La universidad

La universidad donde estudié se llama Ruhr-Universität, una universidad enorme, un campus donde se puede encontrar de todo: cafetería, copisterías, sala de ordenadores, una biblioteca inmensa, ¡hasta un cine y un auditorio! El campus es tan grande que para ir de una facultad a otra puedes tardar más 20 minutos andando. Para los que son de Barcelona como yo, podéis relacionarla con el campus UAB, pero mucho más grande y con discoteca incluida.

Ruhr-Universität

Para mí, lo peor del Erasmus es el gran papeleo que hacer antes, durante y después de tu estancia (¡no acababa nunca!). Sobre todo hay que cumplimentar bien el “Learning Agreement”, el documento donde figuran las asignaturas que vas a realizar, y que te convaliden con las asignaturas de tu universidad de origen. En mi caso (y normalmente en general) al principio pondrás unas asignaturas que no tienen nada que ver con lo que vas a realizar allí, pero va bien tener una idea de lo que incluye tu especialidad. Una vez en la universidad de destino, tendrás varias reuniones con tu tutor para cuadrar las asignaturas. En mi caso tuve suerte que mi tutor era español, lo que suponía mejor comunicación. Además era muy comprensivo con los Erasmus y nos recomendaba las asignaturas que mejor me convenían. Mi carrera se llamaba “Medienwissenschaft”, la ciencia de los medios. A continuación os explicaré un poco las asignaturas que hice. Todas eran en inglés excepto “TV Rub”.

  • Canonic texts in media research. Era una asignatura especializada para estudiantes Erasmus. En general trataba sobre la filosofía de la comunicación, teorías y cómo impacta la publicidad en los medios.
  • Comparing journalism ethic codes. La asignatura se centra en la comparación de los diferentes códigos éticos en el periodismo de diferentes países.
  • Modern Cinema intersections: Glaube, Buñuel & Pasolini. Es una asignatura dedicada al cine moderno, enfocada en tres directores. Analizábamos películas en clase, se creaba un debate, y luego se hacían los respectivos trabajos.
  • TV Rub. Es la asignatura del canal de televisión de la universidad. Aunque era en alemán, éramos 6 en clase, cosa que nos facilitó el aprendizaje ya que la profesora nos iba traduciendo. Eran clases más prácticas, íbamos por la universidad grabando escenas o documentales. La verdad que era muy entretenida y se diferenciaba de las demás, todas teóricas.
  • Cursos de inglés y alemán. En mi universidad (URV), para los estudiantes Erasmus, hay una asignatura que se llama “Estudios en el marco de convenio de movilidad” la cual puedes escoger cursos de idiomas que te convalida. En mi caso, hice un curso de inglés y otro de alemán, en los cuales al final de semestre hay el examen para sacarse el nivel.

Lo “bueno” de mis asignaturas es que se evaluaban con trabajos y exposiciones orales. Lo “malo”, que eran presenciales. En mi caso, las clases se centraban en debates o exposiciones orales. Al principio puede hacer un poco de vergüenza, pero los profesores eran comprensibles para los estudiantes de fuera. Si eres de los que prefiere no ir a clase y hacer un examen final no es lo tuyo, pero en Erasmus, es mejor hacer trabajos que un examen. Yo prefiero ir a clase y hacer trabajos, que no ir y jugarme el curso en un examen (que además no se tiene en cuenta si eres Erasmus o no). Eso también varía dependiendo de la carrera que curses, ya que había compañeros Erasmus que no tenían opción y era examen final.

La universidad también tiene la ESN (Erasmus Student Network), una asociación de estudiantes que ayudan a los Erasmus en cualquier cosa que necesiten, sobre todo con los trámites de adaptación del principio. Además, organiza muchísimos eventos para que conozcáis a gente de todo el mundo. Muchos eventos eran de fiestas temáticas y de preparar comida de diferentes países.

Uno de los eventos de la ESN

Precio de la matrícula: en el caso de mi universidad se pagan 600€ de la matrícula por semestre. En este precio se incluye el transporte público por toda la región dónde se encuentra Bochum (os lo cuento más adelante). He de decir que, comparado con Cataluña, es una diferencia abismal el precio que pagan los alemanes con los catalanes. Si haces un curso entero, pagarás 1.200€ de matrícula (a veces algunos grados tienen doble titulación) e incluye TODO el transporte en la región del Norte de Westfalia (esto equivale más o menos a todo el transporte público de Cataluña). Mientras que yo pagaba 2.400€ por año sin incluir nada de transporte.

Actividades: la universidad ofrece una gran cantidad de actividades tanto deportivas como culturales. Con referencia a las actividades deportivas existe una gran variedad de deportes: fútbol, baloncesto, voleibol, judo, esgrima, ¡hasta Qiddiwch para los amantes de Harry Potter! En mi caso me apunté al voleibol y entrenaba un día a la semana. Al principio de curso, la universidad os facilita la guía de todos los deportes y cómo os podéis apuntar. Algunas son gratuitas con el carnet de estudiante, otras como mucho se paga 20€ o 30€ por semestre. Por otro lado, entre las actividades culturales, la universidad cuenta con un auditorio enorme donde se realizan representaciones teatrales y conciertos, además también cuenta con un cine con un descuento para los estudiantes.

Auditorio de la universidad
Campo de Qiddiwch

Y por último, y no por eso menos importante, se encuentra el jardín botánico de la universidad, también conocido como Botanischer Garten der Ruhr-Universität Bochum. El jardín tiene 13 hectáreas de extensión que incluye una gran variedad de flora. Es de acceso gratis. Es un lugar idílico, ideal para relajarse y para explorar todo y cada uno de sus rincones. Tiene una zona de invernadero y un jardín japonés.

Jardín japonés en Botanischer Garten
Invernadero en Botanischer Garten

Orienterungkurs

La universidad ofrece el curso llamado “Orienterungkurs”, dedicado a los estudiantes Erasmus. Es un curso que se realiza antes de empezar las clases de universidad (ya que en Alemania el primer semestre empieza en octubre). Es un curso que dura 4 semanas: por las mañanas haces clases de alemán (unas 4h) y por las tardes excursiones por la ciudad, deportes o eventos culturales. Lo recomiendo 100%, te ayuda a adaptarte a tu estancia desde el principio, sobre todo con el papeleo: el alojamiento, la universidad, la tarjeta de crédito, etc. Además, conoces a muchísima gente de todo el mundo y te abres a nuevas culturas. La verdad es que casi toda la gente que conozco de fuera la conocí en ese curso. Si estás interesado en hacerlo, en cuando salgan las inscripciones, no tardes en apuntarte, ya que son plazas limitadas y mucha gente de mi año se quedó sin plaza. El precio es de 300€. Os dejo el link por si queréis investigar.

En una de las actividades culturales del Orienterungkurs, fuimos al teatro Schauspielhaus de Bochum:

Schauspielhaus Bochum

Alojamiento

Bochum tiene muchas residencias exclusivamente para los estudiantes, ya sean de Alemania como Erasmus. La universidad te ofrece alojamiento rellenando un formulario para decir tus preferencias, y después es la misma la que te asigna tu alojamiento.  En la zona universitaria puedes encontrar tres tipos de residencias:

  1. Pisos de entre 2,3 y 4 personas con cocina y baño compartido (habitación individual).
  2. Residencias individuales, con una mini-cocina y baño para una persona.
  3. Habitaciones individuales y compartiendo cocina y baño con unas 10-15 personas.

En mi caso vivía en la opción 1. Yo tuve la grandísima suerte que me tocó la residencia por excelencia: Europahaus. Es una residencia que está muy cerca de la universidad, apenas 5-7 minutos andando. Tenía todos los establecimientos comerciales cerca (restaurantes, supermercados, copisterías, etc.) y el metro. La residencia era considerada como la residencia de las fiestas y los predrinks (lo que aquí llamamos botellón). Cerca de la mía también había la residencia Querenburger (tipo 2) y Uniforum (tipo 1). Muchos compañeros vivían en residencias de Markstrasse, a una parada en metro, como Stipieler (tipo 2), Grünewald (tipo 2) y Erlenkamp (tipo 1 y 2). También hay varias residencias en la calle Laehorlstrasse (tipo 3), no están lejos de la universidad, pero están en un bosque que por la noche da un poco de miedo si vas solo/a.

Recomiendo sobre todo que hagáis los formularios cuando antes posible, ya que hay mucha demanda. Normalmente no os vas a quedar sin residencia, pero así os aseguráis una plaza en una de vuestras prioridades. También recomiendo totalmente coger la residencia en la zona universitaria, ya que todo el mundo se concentra allí, y está a sólo 10 minutos del centro en metro. En caso de que no encontréis alojamiento, podéis buscar en estos enlaces:

Precio de alquiler: en mi caso pagaba unos 250 por mes. La verdad es que estaba bastante bien, ya que la cocina y el comedor estaban bien equipados, dos baños, una habitación muy grande y había balcón. ¡Y por no decir la ubicación! En la residencia hay una sala común donde de vez en cuando ponen fútbol, o simplemente puedes ir a tomar unas cervezas. También se encuentra el local donde organizan algunos de los eventos de la ESN. En el sótano, hay la lavandería, por 0’50€ se pone una lavadora (pagando con la tarjeta de la universidad, es recargable). También tuve suerte con los compañeros de piso (nos toca por azar) y eso hizo que mi estancia fuera muy buena. Mi residencia ronda el precio medio, hay algunas más baratas, mientras que la más cara es Uniforum (entre 300 y 400).

La vida en la residencia era genial, siempre te encontrabas con caras conocidas. Si estabas en casa solo/a es porque querías, ya que siempre había algún plan. Al final acabas comiendo o cenando en casa de alguien, como una gran familia. Y no hace falta decir las fiestas, ¡casi cada noche alguien organizaba alguna en su casa!

Europahaus, mi residencia

Transporte

Anteriormente he hecho un avance sobre el transporte. Pero lo repito: un punto fuerte de la universidad es que con el carnet de estudiante tienes el transporte público ¡GRATIS! con la matrícula de la universidad. El documento se llama “semesterticket” y tienes que llevarlo siempre con el carnet de la universidad. Puedes viajar en metro, tren y bus por toda la región del norte de Westfalia (adjunto mapa, es la zona marcada el rojo). Además, durante los fines de semana, puedes incluir un acompañante contigo, esto es perfecto para cuando venían amigos a visitarme. En esta zona se incluyen ciudades conocidas como Dortmund, Düsseldorf, Colonia, Essen, Aachen y Münster.

Tren de Alemania

La comida

Sinceramente estamos muy bien acostumbrados de que la comida en España es de las mejores, pero puedes sobrevivir unos meses con la comida alemana. Si eres de salsas vas a disfrutar mucho (no era mi caso) ya que te vas a hartar de comer “currywurst” y “bratwurst”. En Unicenter (es como se llama el centro de comercios en la zona universitaria) hay algún italiano y kebab, y en los supermercados puedes encontrar casi de todo. Eso sí, ¡vas a echar mucho de menos el jamón! Una buena opción es comer en el mensa (comedor) de la universidad: por solo 3-4€ tienes varios menús para escoger que la verdad que estaban muy bien.

El idioma

Cuando dices que vas a Alemania a estudiar lo primero que te dicen es: “¿pero ya sabes alemán? ¡Si es muy difícil!” Yo vine a Alemania con nociones básicas de alemán, ya que había estudiado en el instituto hasta segundo de bachillerato. Aunque supiera un poco alemán, no me veía preparada para seguir una clase con este idioma. La Ruhr-Universität ofrece muchísimas clases en inglés, así que no fue problema escoger las asignaturas. Todas ellas fueron en inglés, excepto una en alemán pero era más práctica. Como es una universidad donde hay muchos Erasmus, cualquier evento que se organizaba el idioma principal era en inglés, igualmente si te encuentras con alemanes, hablan un inglés perfecto. Además, en mi universidad, hay muchísimos españoles, la verdad es que hicimos un buen grupo y siempre va bien tener a gente que conoce tu idioma. De allí me he llevado muchas amigas que siempre que podemos hacemos alguna quedada.

La vida nocturna en Bochum

Como ya he remarcado en muchas ocasiones, Bochum destaca por su ambiente universitario. Eso significa que si sois fiesteros/as, no os vais a aburrir. Eso sí, la fiesta en Alemania empieza sobre las 20-21h y termina como muy tarde a las 2-3h (algunos sitios a la 1 ya cerraban). Hay infinitas opciones donde salir de fiesta por la noche. En mi caso, las fiestas principales eran en las residencias, donde se hacían los “predrinks” y “afterpartys”, incluso algunas duraban toda la noche. Los martes, había una discoteca llamada Hardys, entre Europahaus y Markstrasse, que solo abre ese día de la semana, pero sobre la 1-1:30h ya cerraba. La universidad tenía una discoteca, sí sí, la mismísima universidad. Se llama Kulturkafé, por la tarde es una cafetería (donde hacen una gofres riquísimos) y por la noche se convierte en una discoteca (mayoritariamente abren los jueves y algún sábado). Un día al año, en el comedor de la universidad, hacen “la fiesta del curso”, pero hay tantísima gente que nosotros nos quedamos sin entrar. Si queréis salir por el centro de Bochum hay varias discotecas: Prater, Riff, Sachs, Zeche, Apartment 45 y varios pubs en la avenida Bermuda3Eck. Si queréis ir más lejos las ciudades como Düsseldorf y Dortmund tienen discotecas más grandes.

El frío en Alemania

Una de las preguntas típicas que te hacen es por qué vas a un sitio donde hace tanto frío. Es un tema que puede preocupar bastante, pero si se va bien preparado/a no hay por qué pasarlo mal. El invierno que yo fui, tampoco fue uno de los peores, pero sí que hubo días que llegábamos a los -8ºC. Si lo comparas con Rusia no es nada, pero sí que me acuerdo que mucha gente se resfrió en varias ocasiones (por suerte yo no me puse mala). La gran diferencia es que yo me fui un 16 de septiembre, que aun llevaba pantalones cortos, y fue llegar en Alemania y sentir un frío como si estuviésemos en noviembre. En octubre ya estábamos a 2º y vivimos la primera nevada. Si se va bien equipado no tienes por qué pasar frío. Además, en mi opinión, es un frío más seco que el de España, cosa que ayuda. Un buen abrigo y unas buenas botas es lo más importante. Lo más duro para mí fueron las pocas horas de sol. En invierno, a las 16h de la tarde ya anochecía, por lo que el día se hacía muy corto.

MI Erasmus

Nunca hubiera imaginado que irme de Erasmus me marcaría tanto. Tomar la decisión de irte sola a otro país donde el idioma es muy difícil no siempre es una opción que decides a la ligera. Siempre he sido una persona muy independiente, así que no tenía miedo a emprender esta aventura sola, pero que acabaría marcada como una experiencia compartida. La magia del Erasmus es cuando empiezas a conocer gente como tú, con ganas de viajar, compartir culturas y momentos, y que esa gente acabará siendo tu familia durante 6 meses. Nunca sabes lo que significa para ti hasta el momento de decir adiós a esta aventura. Las despedidas nunca son bonitas, y sabes que hay gente que no volverás a ver jamás. Para mí fue muy duro decir adiós a personas que compartía día a día mis alegrías y tristezas, pero que por mucha distancia que nos separe y nos veamos 1 vez al año (o dos), la magia de esos meses nunca va a desaparecer.

Y si tuviera que escoger volverme a ir, diría que sí, sin dudarlo. Porque ha sido una de las experiencias más enriquecedoras que he vivido jamás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.