RUTA 66. Etapa 5: Clinton, OK – Amarillo, TX

186 MILLAS (299 km). Los datos son extraídos de la App que utilicé durante el viaje «Route 66 Navigation»

Arrancamos el quinto día por la Ruta 66. En esta etapa dejaremos atrás el paisaje verde de Oklahoma para adentrarnos en el paisaje desértico del estado de Texas. Si aún no habéis leído la cuarta etapa os dejo el link AQUÍ. Nos despertamos en Clinton, desayunamos en el motel (incluido) y pusimos rumbo a la primera parada: National Route 66 and Transportation Museum (2717 W 3rd St), en Elk City. No será difícil verlo por la señal gigante de la ruta en su entrada. Una visita totalmente recomendable.

National Route 66 Museum

El día anterior visitamos el Oklahoma Route 66 Museum en Clinton, y aunque pueda parecer que sean similares, no tienen nada que ver, éste es mucho más grande. Se trata de varios museos que forman un complejo enorme, los cuales consiguen recorrer de manera interactiva cada uno de los ocho estados de la Ruta 66. Si tuviera que escoger entre los dos, me quedo con el de Elk City. La entrada cuesta 5$. Al ser primera hora, estábamos prácticamente solos. Horario: de martes a sábado de 9am-5pm.

El museo tiene varios edificios donde se pueden entrar.

Nos subimos al coche y cruzamos el pueblo de Sayre, famoso porque en él está el Western Motel y el gran búfalo Spirit of the West.

Western Motel

La siguiente parada es en Erick, un pueblo de apenas dos calles y que no tiene mucho por ver, excepto para visitar el famoso City Meat Market y poder conocer a Harley, un auténtico personaje de la Ruta 66. Harley os recibirá con un “Welcome to America” mientras se bebe su Whisky. El lugar sigue la temática recargada de la ruta, como ya habréis visto en otros lugares, aunque este creo que se lleva la palma. Os sorprenderéis con todos los objetos relacionados de la ruta y os invitará a haceros la típica foto con una placa. Nosotros no lo vimos, pero de vez en cuando Harley hace alguna exhibición con la guitarra.

City Meat Market
En esta foto podés ver a Harley

A medida que recorremos millas el paisaje va cambiando de color y ¡llegamos al estado de Texas!

El primer punto en este nuevo estado es en Shamrock, donde visitamos la famosa gasolinera Conoco Tower Station and U-Drop Inn Café (101 East 12 th St; en la intersección de US Highway 83 y la Historic Route 66). El complejo fue construido en 1936 y es uno de los edificios más imponentes arquitectónicamente de la ruta. Ahora ya no opera ni como gasolinera ni café y se ha convertido en un centro de visitantes, donde también se pueden comprar souvenirs.

Conoco Tower Station and U-Drop Inn Café

Nos dirigimos hacia el pueblo de McLean y encontramos The First Phillips 66, la primera gasolinera de la cadena que se construyó en el estado. Eso fue en los años 20, y funcionó durante 5 décadas. Es una parada obligatoria, ¡el lugar es como si fuera sacado de una película! Me atrevería a decir que fue de mis preferidas de todo el viaje. Sin duda la mítica Ruta 66 no sería la misma sin sus gasolineras llenas de estilo.

The First Phillips 66

Volvimos a la carretera hasta llegar a Groom, justo a la entrada del pueblo está The Britten Leaning Water Tower (I-40 Route 66), que se trata de una torre de agua inclinada puramente decorativa, pero que en sus inicios servía para llamar la atención de los conductores para que acudieran al restaurante que había justo debajo.

Seguimos conduciendo unos 20 minutos y nos detenemos Conway, donde en un desvío a mano izquierda encontramos el VW Slug Bug Farm, que consta de cinco escarabajos Volkswagen semienterrados al estilo del Cadillac Ranch, junto con un viejo letrero de un motel y una casa abandonada. Es cierto que el lugar está bastante descuidado y no tiene nada que ver con el conocido Cadillanch Ranch (el cual veremos al día siguiente), pero se puede hacer una parada rápida y hacer unas fotos bien artísticas.

VW Slug Bug Farm

Y en menos de 30 minutos llegamos a Amarillo, nuestro destino final de la quinta etapa. Eran  las 16pm, así que aprovechamos para hacer una comida/cena en una de las paradas gastronómicas más míticas de la ruta. Se trata del restaurante “The Big Texan Steak Ranch” (7701 I-40 Access Rd), famoso por el reto de comerse un chuletón de 2kg en una hora. Si os coméis la carne no tendréis que pagar nada, pero si no lo hacéis os tocará pagar los 72$ que vale el plato. Además no es solo comer la carne, ya que el plato viene acompañado por 4 guarniciones que no son nada pequeñas. ¿Quién se atreve?

The Big Texan Steak Ranch

Nosotros comimos un entrante y un plato de carne (no el del reto) con 2 guarniciones. Todo esto más la bebida y propina: 60$ en total. El lugar merece muchísimo la pena, además la decoración es increíble, al puro estilo Cowboy. Está abierto todos los días de 10am-10:30pm.

Con el estómago lleno, nos fuimos a dar una vuelta por la ciudad, a comprar provisiones para el viaje y nos fuimos hacia el motel. Dormimos en Extend-A-Suites – Amarillo West (3411 I-40 West). Está muy bien ubicado, al lado de la Ruta 66. Nos costó 40€ en total una noche con habitación doble y desayuno incluido. La habitación estaba bien y la cama cómoda, el desayuno un poco justo pero suficiente, y el comedor era muy espacioso a diferencia de otros moteles. Puedes aparcar cerca de la habitación y tiene piscina exterior (aunque cuando fuimos estaba cerrada al ser octubre).

Y hasta aquí la etapa número cinco de la ruta madre, un trayecto muy completo y con paradas interesantes. ¿Quién me sigue a la próxima?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.