RUTA 66. Etapa 6: Amarillo, TX – Santa Fe, NM

312 MILLAS (512 km). Los datos son extraídos de la App que utilicé durante el viaje «Route 66 Navigation»

¡Octavo día de nuestro viaje y el sexto por la Ruta 66! Llevamos ya una semana y aún no nos creemos que estamos viviendo un sueño viajero. En esta sexta etapa de la Ruta 66 abandonamos el estado de Texas para adentrarnos en Nuevo México. Si os habéis perdido la etapa anterior la podéis leer AQUÍ.

Amanecía un nuevo día en nuestro roadtrip, una sexta etapa con muchos quilómetros, por lo que madrugamos bastante. Desayunamos en el motel de Amarillo (incluido) y sobre las 7:30 de la mañana ya estábamos en el coche rumbo hacia la primera parada. En las afueras de Amarillo, se encuentra uno de los favoritos de la Ruta 66: el Cadillach Ranch (I-40 Frontage Rd). Se trata de los 10 Cadillacs semi enterrados en medio de un descampado. Esta obra de arte fue creada en 1974 y fue escenario de la película Cars y varios anuncios del país, incluso Bruce Springsteen tiene una canción dedicada a este lugar. Lo encontraréis fácilmente ya que está en la misma carretera mítica, además se puede aparcar al lado. 

Cadillach Ranch

Allí pudimos ver de un amanecer increíble, y lo mejor: estábamos prácticamente solos. Os podéis llevar un spray para dejar vuestra marca en uno de los coches, pero es verdad que lamentablemente el lugar resulta sucio por la cantidad de botes vacíos que dejan tirados, una pena…

Amanecer en los Cadillach Ranch

Después de hacernos unas bonitas fotos con los Cadillacs nos pusimos rumbo hacia Adrian, el pueblo que marca la mitad de la Ruta 66. Allí encontraréis el famoso cartel de Midpoint que indica que estás a exactamente 1139 millas tanto de Chicago como de Los Ángeles.

Midpoint
Midpoint

Al lado se encuentra el Midpoint Café. Nosotros desayunamos en el motel, pero es una buenísima opción para desayunar o comer. Nos llevamos un par de cafés para el camino.

Midpoint Café

Dejamos atrás el estado de Texas y llegamos a Nuevo México. Será imposible no darse cuenta por el enorme cartel de “Welcome to New Mexico”. Al entrar en este nuevo estado retrasamos el reloj una hora, por lo que tenemos una hora más para disfrutar del día. La diferencia horaria respecto España es de 8 horas menos.

Welcome to New Mexico

La primera ciudad que visitamos en el nuevo estado es Tucumcari, famosa por sus moteles, sus carteles de neón y sobre todo por la gran cantidad de murales que iréis viendo mientras cruzáis la ciudad. El motel más famoso por su cartel de neón es The Blue Swallow, imposible no verlo. Actualmente está en funcionamiento y podéis hacer noche. 

The Blue Swallow

También encontraréis el Lowe’s Mural, un enorme mural panorámico en la pared del supermercado Lowe’s. Esta obra de arte mide 38 metros de largo y 7 de alto. 

Lowe’s Mural

Y podéis ver gasolineras (que ya no funcionan) al estilo Ruta 66 total.

Smoke Shop Tucumcari

Al salir de Tucumcari, en las afueras y siguiendo la Ruta 66, visitamos el museo New Mexico Route 66 Museum. Se puede ver fácilmente por su escultura de la mítica ruta. Con el pasaporte de la ruta la entrada es gratuita, si no cuesta 3$ y niños menos de 12 años es gratis. Horario: lunes, viernes y sábado de 9am-5pm, martes, miercoles y jueves de 9am-1pm. 

New Mexico Route 66 Museum
New Mexico Route 66 Museum

Antes de llegar a Santa Rosa, encontraréis el Route 66 Auto Museum (2436 U.S. Rte 66). Nosotros no entramos, pero si os apasionan los coches es una muy buena opción. La entrada cuesta 5$ y el horario es de lunes a domingo de 7:30am-6pm.

Aunque nosotros no nos paramos, mucha gente en Santa Rosa visita la Blue Hole. Es una popular piscina natural bastante profunda y con un color azul cristalino muy intenso, la cual anteriormente era utilizada por los camioneros que viajaban por la Ruta 66 para refrescarse en el calor del desierto. Hoy en día, la piscina está abierta para uso público, aunque también se puede hacer buceo gracias a su profundidad de más de 20 metros.

Aunque visitamos poco en Santa Rosa, la calle principal es de película.

Santa Rosa
Santa Rosa

Desde Santa Rosa nos quedaban menos de dos horas conduciendo hasta el destino final de la sexta etapa: Santa Fe, el lugar donde haríamos noche. 

Carretera desde Santa Rosa a Santa Fe

¡Y llegamos!

Santa Fe

Llegamos sobre las 14h de la tarde y lo primero que hicimos fue buscar un sitio para comer, y qué mejor lugar que degustar comida mexicana. Estuvimos callejeando por el centro hasta que vimos un restaurante muy bien ambientado, preguntamos si había sitio y ¡afirmativo! El restaurante se llama Cafe Pasqual’s (121 Don Gaspar Ave) y fue todo un acierto. Es un lugar pequeño pero muy acogedor, por lo que es difícil encontrar sitio. La comida estaba riquísima y el trato fue excelente. 

Nuestra comida en Cafe Pasqual’s

Santa Fe es la capital del estado de Nuevo Mexico y ciudad capital más antigua de los Estados Unidos. Es una ciudad ideal para recorrer sus calles, visitar la plaza y admirar su arquitectura. Hay mucho ambiente y encontramos bastantes turistas, cosa que no habíamos visto en toda la ruta desde Chicago. 

Callejeando por Santa Fe

Actualmente Santa Fe ya no pertenece a la Ruta 66, pero sí que formaba parte de la Ruta 66 original y continúa siendo una parada obligatoria si haces este roadtrip. Ahora se ha modificado hasta Albuquerque (lo visitaremos el día siguiente).

Santa Fe

Lugares imprescindibles que visitar en Santa Fe: la Catedral Histórica Basílica de San Francisco de Asís, el Palacio de los Gobernadores, la plaza, Canyon Road (una galería de arte), la Capilla Loretto, la Misión de San Miguel y el Museo de arte de Nuevo México.

Catedral Histórica Basílica de San Francisco de Asís
Plaza de Santa Fe

DÓNDE DORMIR EN SANTA FE 

Sant Fe ofrece muchos tipos de alojamientos para todos los bolsillos. Nosotros dormimos en Rodeway Inn, aunque ahora se llama Lampighter Inn (2405 Cerrillos Road). Se encuentra en las afueras de la ciudad, es más barato y ya lo hicimos así para poder enlazar la carretera al día siguiente y seguir con nuestra ruta. El precio? 54€ dos personas con desayuno incluido. El hotel estaba genial, una zona bastante tranquila y se podía aparcar el coche el lado. Cuenta con una piscina interior, terraza y la zona del desayuno es amplia. La habitación con una cama enorme y el baño correcto. Delante teníamos un par de supermercados donde compramos la cena. 

VIAJAR CON SEGURO DE VIAJE

Aunque me repita constantemente, es muy importante viajar con seguro de viaje, y más por Estados Unidos, donde la atención médica es carísima. Nosotros siempre viajamos con Iati Seguros. Además, a través de este ENLACE obtendréis un 5% de descuento. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.